Interesantísimo artículo sobre gestión del bank y el stake de nuestro colaborador @Ragacar.

Vamos con un tema a mi modo de ver básico para tener éxito en las apuestas. Se le da mucha importancia a acertar los pronósticos, y no tanta a la gestión del dinero que tenemos a nuestra disposición para apostar. Hay que decidir ante cada apuesta cuánto apuestas y por qué, hay que elegir un método de gestión del bak y el stake. Sí, aquí también hay métodos y planes que hay que seguir. Lo que sería la teoría del “money management”. Vamos a desarrollar todo esto para intentar que quede un poquito más claro.

Gestión del bank y el stake

El stake se puede definir como la cantidad de dinero que destinamos a cada apuesta. De una forma más típica lo definiremos como el porcentaje de nuestro bank que utilizaremos en cada una de nuestras apuestas.

El bank es la cantidad total de dinero del que disponemos para apostar. Si, por ejemplo, tenemos cuenta en tres casas de apuestas con 300, 500 y 200 euros en cada una, tendremos un bank de 1000 euros.

El stake, queda dicho, es la parte de ese bank que apostamos cada vez.

Y con todo esto tenemos tres maneras posibles de decidir cuánto apostamos en cada apuesta:

1ª) Utilizando un porcentaje del bank, lo que podríamos denominar un stake variable.

2º) Apostando siempre lo mismo, sería un stake fijo.

3º) Apostando lo que nos apetezca cada vez, el descontrol absoluto.

Olvidemos este último método, somos apostadores serios, y veamos que nos pueden ofrecer los dos primeros.

Stake fijo o variable

Decisión muy importante en nuestra gestión del bank y el stake. En cuanto al stake variable, en épocas de racha positiva crecerá tu bank, con lo que crecerá el importe de las apuestas, con lo que crecerá tu bank. Es un circulo vicioso muy positivo. Y en época de racha negativa, al disminuir tu bank disminuirá el importe a apostar y disminuirá, por tanto, la pérdida. El mayor inconveniente de este método es que hay que estar recalculando la cantidad a apostar cada vez, lo cual no deja de ser un engorro.

Por lo que respecta al stake fijo, la gran ventaja creo que es su simplicidad. Eliges una cantidad y la mantienes, no tienes que andar con cálculos ni porcentajes. En mi opinión es buena idea utilizar esto cuando empiezas, pero a medio plazo pienso que es mejor un método variable.

Veamos numéricamente cual es mejor:

Apuestas con stake variable

Vamos a hacer 5 apuestas, aplicando por un lado stake variable y por otro stake fijo. Partimos una apuesta inicial del 1% del bank en stake variable y de 10 euros en stake fijo.

CON STAKE VARIABLE. Bank Inicial: 1000. Apuesta: 1% del bank.

1-Apuesta 10. Cuota 2. Ganada. Total 20. Nuevo bank: 1010

2-Apuesta 10,1. Cuota 1,8. Ganada. Total 18,18. Nuevo bank: 1018,08

3-Apuesta 10,18. Cuota 1,6. Ganada. Total 16,29. Nuevo bank: 1024,19

4-Apuesta 10,24. Cuota 1,9. Ganada. Total 19,46. Nuevo bank: 1033,41

5-Apuesta 10,33. Cuota 2,2. Ganada. Total 22,73. Nuevo bank: 1045,81.

Vemos que hemos ganado 45,81 euros.

Apuestas con stake fijo

CON STAKE FIJO. Bank Inicial: 1000. Apuesta fija=10.

1-Apuesta 10. Cuota 2. Ganada. Total 20. Nuevo bank: 1010

2-Apuesta 10. Cuota 1,8. Ganada. Total 18. Nuevo bank: 1018

3-Apuesta 10. Cuota 1,6. Ganada. Total 16. Nuevo bank: 1024

4-Apuesta 10. Cuota 1,9. Ganada. Total 19. Nuevo bank: 1033

5-Apuesta 10. Cuota 2,2. Ganada. Total 22 Nuevo bank: 1045

En este caso hemos ganado 45 euros. Que es menos. Quizás no mucho, son 81 céntimos, pero esto, a lo largo de cientos de apuestas, ya se nota. Y con cantidades mayores ya ni os cuento.

Del mismo modo, si hubiésemos fallado las 5 apuestas, con stake variable la pérdida seria menos que con stake fijo. Además, ante rachas negativas prolongadas, la posibilidad de perder todo el bank es muy real siguiendo un plan fijo. Con uno variable eso tarda mucho más. Veámoslo.

Conclusiones

STAKE FIJO. Bank 100. Apuesta fija: 20.

Fallando 5 apuestas seguidas habremos perdido todo nuestro bank, los 100 euros.

STAKE VARIABLE. Bank 100. Apuesta: 20% del bank.

1-Apuesta 20. Perdida. Nuevo bank 80

2-Apuesta 16. Perdida. Nuevo bank 64

3-Apuesta 12,8. Perdida. Nuevo bank 51,2

4-Apuesta 10,24. Perdida. Nuevo bank 40,96

5-Apuesta 8,19. Perdida. Nuevo bank 32,77

Vemos que después de 5 apuestas perdemos todo el bank en el caso del stake fijo y aun nos quedarían 32,77 € utilizando el stake variable. Obviamente estas cifras se han dado a modo de ejemplo. Una gestión que implique una apuesta del 20% del bank es un desastre ya sea una cantidad fija o variable

Por lo tanto, después de lo visto creo que queda claro que a la hora de apostar es necesario llevar a cabo un plan organizado de stake, lo que sería un “stake plan”. Esto es básico para que nuestro bank pueda sobrevivir a las malas rachas y para que pueda beneficiarse de las buenas. Y sería lo que llamamos una buena gestión del bank y el stake. La semana próxima veremos cómo hacer esto en profundidad.

¿Cómo gestionar el stake con BetDecision?

Tal y como hemos visto la gestión del bank y el stake depende de la confianza en la apuesta. Como BetDecision te aporta la probabilidad de que una apuesta suceda, lo más racional es que tu stake vaya en función de ese dato.

Gestion del bank y el stake